lunes, 26 de junio de 2017

Hasta que el viento te devuelva la sonrisa.

   Alexandra Roma | Plataforma Neo | 568 págs | 19.90€ | Español | Comprar aquí
¿Qué pasa con la reina del baile cuando termina el instituto? April lo tenía todo: el chico de sus sueños, una beca para una prestigiosa universidad y un prometedor futuro en Nueva York. Pero a veces la vida golpea y zarandea, y solo hicieron falta dos faros cegadores y un hombre desesperado para que le arrebataran su soñado final de cuento de hadas. Tras el trágico accidente, su presente está en ruinas y April se aferra a los recuerdos y a un futuro incierto. Sin embargo, justo cuando menos se lo espera, regresa un fantasma del pasado. Alguien que se ha roto y recompuesto tantas veces que puede tener la fórmula para que ella también lo logre.
Empecé este libro con unas expectativas muy altas ya que a todo el mundo le estaba gustando, qué digo gustando, encantando. El libro estaba causando furor entre todos los blogueros que lo iban leyendo, etiquetándolo de emotivo, precioso y catalogado por muchos como El libro del año.

Para mi sorpresa, el libro me ha decepcionado un poco. No ha sido un libro que me haya encantado hasta el punto de provocar mi llanto, como muchos decían, pero tampoco puedo decir que ha sido una mala lectura. Creo que la autora ha utilizado demasiadas páginas en cada capítulo ya que cada uno de ellos cuenta con una media de veinte o más páginas por lo que ha hecho que ralentizase mi lectura con creces. Soy partidaria de los capítulos cortos o medios puesto que pienso que así la historia se hace más amena y mas fácil de leer. Cabe decir también, en defensa de la autora que este libro no es el adecuado para utilizar unos capítulos excesivamente cortos, aunque pienso que si las páginas de los capítulos se hubiesen visto reducidas a una media de diez o doce hubiese sido mucho mejor.

Esto se acompaña de una prosa bonita pero liosa. Quiero decir, la autora, para describir una acción o una situación utiliza casi un párrafo. Y no, no es en algún momento concreto, ni tan siquiera en una parte de la novela, pues está dividida en tres, sino a lo largo de toda la trama. Presiento que Alexandra quiere realizar una novela con un lenguaje literario bastante trabajado pero si que es cierto que no es el adecuado para los personajes que gobiernan la novela. No creo que los adolescentes de la novela hablen, piensen y se expresen como la autora quiere intentar. Además, como he mencionado anteriormente, a mi me ha costado un poco de trabajo poder seguir la novela en algunas ocasiones debido al lenguaje tan lioso que se encuentra en todas sus páginas. Es decir, es una novela romántica sí, pero me frena mucho que los personajes hablan de la manera que hablan o actúen del modo en que lo hacen puesto que un adolescente no lo hace así.

La novela carece de cualquier tipo de acción de trama que siga un orden cronológico que haga que te enganche a la novela.  La novela es de personajes, es una novela donde los protagonistas, como bien su propio nombre indica son los propios personajes. Sus vivencias, su pasado, sus familias y sus pensamientos y acciones. Por lo que puedo decir que son los personajes mejores construidos que he conocido a lo largo del año. Sus valores, su fuerza y su coraje es inmenso y sensacional por lo que eso hace que conectes desde el minuto uno con todos los personajes del libro ya te sientas identificado con ellos o no. 

Por último, quiero recalcar el gran drama de la novela. Sí, entiendo que no es una novela cómica ni mucho menos pero pienso que la autora ha introducido mucho drama para así provocar la lágrima, o es sinceramente mi opinión. Es cierto que es una novela triste, con drama y con altibajos pero no considero que se adecuado introducir tantos en tan corto espacio de tiempo. Hace que te aburra un poco el encontrarte con tantas piedras en el camino de lectura. Es cierto que hay momentos preciosos, que sorprenden, que encogen y emocionan, pero como digo, momentos puntuales que, en comparación con los inconvenientes de la novela hacen que se hagan pequeños.

En conclusión, la novela es un simple libro para entretener y no para llegar o calar hondo ya que debido a su extensión, tanto de capítulos como la novela general y sobretodo, llena de paredes sin salidas ya nombradas que te dificultan la lectura: Las páginas interminables, el lenguaje tan confuso con el fin de encantar y la poca acción hacen que la novela para mí, se haya quedado un poco corta y no haya llegado a cumplir mis expectativas.


lunes, 19 de junio de 2017

La magia de ser nosotros.

   Elísabet Benavent | Suma | 517 págs | 16.90€ | Español | Comprar aquí

Sofía intenta seguir adelante... pero nada es lo mismo sin Héctor. Sofía siente que se traiciona cuando un nuevo futuro se cuela en su vida. Sofía enmudece al ver a Héctor en el Alejandría tras siete meses de silencio. Héctor ha vuelto con un perdón en los labios y un hilo rojo como aliado. Sofía y Héctor lucharán para volver a ser magia, pero ¿se puede mantener el amor sin renunciar a los sueños?
Sugerente, intrépida, tierna y pícara, Elísabet Benavent, @BetaCoqueta, pone el broche de oro a una bilogía en la que la magia se convierte en la razón que mueve el mundo. La magia de ser nosotros habla de las contradicciones de dos individuos cargados de culpas que se necesitan y que harán lo posible por encontrar un lugar en el que poder sentirse en casa.
Muchas gracias a Suma por el ejemplar.


Empecé este libro con unas expectativas muy nulas ya el primer libro me decepcionó con creces. A pesar de ello, he leído esta segunda parte ya que aún así había mucha gente que me insistía en que siguiera leyendo a Elísabet y así lo hice.

Empiezo diciendo que en algunos aspectos me encuentro en la misma situación que en La magia de ser Sofía. Unos capítulos no muy extensos que facilitan la lectura al máximo, cosa que es de agradecer ya que, de nuevo, se me hizo una lectura muy pesada y tediosa. El vocabulario se me ha hecho muy agradable, rico y ameno, unas expresiones bastante buenas y una pluma por parte de la autora espectacular.

Sin embargo, a mi pesar, he encontrado una segunda parte un poco peor que la primera, bajo mi punto de vista. Hay numerosas reflexiones que hacen que pierda el hilo de la historia en numerosas ocasiones por lo que me ha costado engancharme un poco más a la novela que de costumbre.

Es la primera vez que leo algo de la autora por lo que no puedo decir mucho de ella. Se que tiene muy buena crítica pero creo que a mi no me termina de convencer del todo y dudo que continúe con sus libros o por lo menos por el momento.

La cercanía que te aportan los personajes es bastante notable e incluso puede que esta vez haya estrechado más lazos con Sofía que la primera parte de la novela, sin embargo lo que me gustaba de ella en la primera parte, sus decisiones y actuaciones me han dejado fría en la segunda entrega. Aunque cabe destacar que si he notado una gran evolución de los personajes. He visto que el tiempo que trascurre entre los dos libros es real y se ve reflejada en toda la trama.

El final me ha encantado, la verdad es que Elísabet ha aportado La magia de ser Elisabet. Un final que me recuerda demasiado a la novela Niebla de Miguel de Unamuno. Un final sorprendente que te deja con la boca abierta y ojos expectantes puesto que ni por asomo esperas algo semejante.

Como conclusión puedo tomar que es una novela bastante buena aunque a mi aun me faltan algunas cosas para que me cautive, tanto la novela como la autora, que, a pesar de que me ha gustado en una línea muy general no me ha terminado de convencer del todo como a todo el mundo. No se si es porque no es el momento de leer a la autora o porque simplemente no he empezado con los libros que debería.

Cierro la bilogía con un buen sabor de boca pero insisto, en una línea muy general. Me ha gustado, sí. Una bilogía que puede llegar a entretener pero para leerla a tu tiempo, me explico. Unas novelas que pueden servir para evadirte del exterior pero no para marcar un buen sentimiento en tu interior. Unas novelas que en mi no han sabido crear magia.








viernes, 16 de junio de 2017

Mi mundo a los 20.

   Cristina Bermúdez | Red Apple Ediciones | 230 págs | 8.90€ | Español | Comprar aquí
Adriana busca a su príncipe azul, con tan mala suerte que siempre cambian de color. Tras varios intentos frustrados, conoce a un singular candidato. ¿Será su verdadero príncipe azul o con el paso del tiempo empezará a desteñir?
Cristian le ofrece diversión, locas noches de amor y nada más.
¿Se conformará Adriana con un sucedáneo de novio? O ¿buscará un nuevo aspirante a príncipe?                                                                                                                                                                   Una divertida historia contada con mucho humor y sobretodo, ironía.
       Muchas gracias a Red Apple Ediciones por el ejemplar. 

 
Empecé este libro sin ningún tipo de expectativas, ya que no conocía a la autora ni el libro. Descubrí el libro a través del blog de Toñi y la verdad es que me llamó mucho la atención cuando leí su reseña ya que parecía ser un libro corto, ameno y fresco.

Para mi sorpresa, el libro no ha terminado de convencerme. La trama carece de cualquier giro literario y a decir verdad, es más bien simple. El hecho de que una trama sea sencilla no significa en absoluto que no sea buena puesto que como dije en mi reseña de Cartas para Abril, la historia enganchaba aun careciendo de una acción constante. El libro en sí es cortito. Yo lo leí en su versión digital y la verdad es que cuando quise darme cuenta tenía el libro terminado. La falicidad que aporta la autora para esto es la creación de capítulos cortitos que te animan a leer por el simple hecho de ir atando cabos.

En esta novela he encontrado personajes poco elaborados. A excepción de la protagonista los he encontrado un poco planos. El personaje principal me ha puesto de los nervios. No se ha notado ninguna evolución en la trama y a decir verdad, las acciones que hacían los personajes no lograba asociarlos con su edad. He visto unas decisiones, o unas escenas dignas de personajes caracterizados con más edad y es por eso por lo que no he logrado conectar con los personajes, no me he sentido protagonista de la novela en ningún momento.
 
En cuanto a las escenas del libro, a pesar de que nunca me gusta hablar de ello, no me han terminado de gustar. He visto que son demasiados fiesteras, donde podemos destacar la amistad y el amor pero si que es cierto que he necesitado unas escenas más profundas y unas relaciones amorosas un poco menos superfluas.

Desde mi punto de vista, no he visto una trama en línea general sino que la autora ha ido soltando ideas sin ton ni son que han conectado entre ellas. En cuanto al final, lo he visto muy precipitado. He notado como la autora ha querido cerrar en un epílogo todos los cabos y frentes que tenía abiertos. Quizás, si se hubiese extendido un poco más hubiese quedado un poco mejor para mi gusto.

Después de marcar todos los puntos negativos que le he visto a la novela, debo decir que se lee muy rapido ya que el vocabulario es muy ameno y rico y esto falicita la lectura. Además, como he dicho antes, los capítulos son de una extensión muy corta. La historia cuenta con 41 capítulos más epílogo. Todo eso recopilado en tan solo 230 páginas es bastante poquito.

En conclusión, Mi mundo a los 20 es un libro que se lee con rapidez a pesar de que tener los puntos negativos ya mencionados, es una historia fresca y juvenil cuyos capítulos son muy cortos y con una trama llena de amor y amistad llenos de personajes que despertarán sentimientos.


 
ROCIO GARCIA © BLOG LITERARIO DESDE 2016 | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS | DISEÑO: ROCIO GARCIA ©